LA TOGUNA

Arquitecto: Ander Bados

Lugar: Logroño, España

Fecha: 2017

Colaboradores: Estudio Pepino, Flu-or y Alba González

Fotografía:

Premios: Concurso CONCÉNTRICO 03 – Propuesta finalista

Buscamos un elemento que con su propia forma fi nal sea un hito dentro de la plaza, que genere la atracción de la gente. Reclama su atención siendo un objeto extraño, rotundo, generando intriga por su forma y su construcción. Desde esta forma exterior se establece una relación gradual hacia su interior a través de su altura, reduciendo el paso a 1,60 m. Esta altura es consecuencia de la búsqueda de crear una tensión entre el interior y el exterior pero a la vez una continuidad visual de toda la plaza solo interrumpida por cuatro apoyos.

Atravesar esa línea descubre un espacio recogido, donde la información de la exposición te rodea, a la vez que se mantiene continuo el plano de la plaza. La percepción del objeto establece una dicotomía espacial donde el usuario percibe dos ambientes totalmente opuestos. Frente a la rotundidad del elemento sobre la plaza, se encuentra un espacio interior recogido, prácticamente de meditación.

El ambiente interior es algo nuevo, tranquilo, donde la luz se filtra desde la parte cenital, bañando las caras interiores, donde el ciudadano interacciona con la información necesaria para explicar los distintos lugares de intervención.

El elemento se basa en una “toguna”. Una construcción habitual del pueblo dogón en Mali donde es necesario agacharse, al igual que el pabellón, para entrar en una atmósfera de culto, reunión y reflexión de la tribu. La toguna se desarma cada cierto tiempo volviendo a construirse nuevamente cuando es necesario tomar nuevas decisiones para el pueblo. Las premisas exigidas por el pabellón como la durabilidad durante una semana nos hacían recordar a la caducidad característica de la propia toguna. Un periodo limitado de tiempo para reflexionar, evadirse del exterior durante unos minutos y coger fuerzas para empezar el recorrido del festival.